LA TORTA (CARACTERISTICAS)

LA TORTA (CARACTERISTICAS)

 

 

Torta

 

Torta es una palabra española, italiana, portuguesa y también francesa (tourte) con una amplia variedad de significados culinarios.

La torta tiene su origen en diferentes variantes regionales de pan plano, de las cuales la torta de gazpacho y la torta cenceña permanecen en ciertas zonas del centro de España. Las tortas también se mencionan en  Levitico 24: 5-9, en la traducción española de la Biblia Actualmente, sin embargo, la palabra torta también se aplica a diferentes tipos de pan y productos de  pastelería, según la región. EMPACADORA FLOWPACK PARA TORTAS

Históricamente la diferencia entre la torta y el pan era su forma redonda y plana, así como la ausencia de levadura en su preparación. La conocida palabra tortilla utilizada principalmente en México (no en España, sin embargo), significa una “pequeña torta”, mientras tortada significa “gran torta”. En la mayoría de las regiones, una torta se considera tradicionalmente una forma inferior de pan, como en el conocido refrán español:

  • A falta de pan buenas son tortas.
  • A su vez, en México una variación dice: A falta de pan, tortillas.

Torta frita es un pan plano frito que se come en Uruguay y Argentina. Otros usos de la palabra torta incluyen huevo en torta, un pequeño sofrito de huevos revueltos , que no debe confundirse con la torta de huevo un pastel típico de Sobrarbe, Aragón, España, y la tota de casar, un queso elaborado con leche de oveja en Extremadura, España. EMPACADORA FLOWPACK PARA TORTAS

La torta italiana se diferencia de la cros tata por el relleno: una crostata posee un relleno grueso inconsistente, mientras que una torta alberga un relleno consistente compuesto de ingredientes mezclados.

Torta dulce

Hoy en día, en varios países de América Latina, la palabra torta es de uso muy común para referirse a los muy diferentes pasteles dulces, como el de una boda o el de cumpleaños que en España son llamados tarta. Este significado también está presente en otras lenguas europeas, como por ejemplo, el italiano y alemán torta, o el francés tarte.

Tan común es consumir una torta que damos por hecho que su existencia es concomitante a la historia del país. Una rápida revisión a los más antiguos recetarios de cocina permite establecer que su presencia no es tan remota.

¿Y de qué estaban hechas? Es muy poca la información obtenida en los periódicos, pero algunas de las más socorridas por los consumidores eran las de sardina, carnes frías –como el jamón de pierna o el queso de puerco–, bacalao, galantina, condimentadas con aceite. No se aclara si las tortas eran servidas calientes o frías; tampoco sabemos con certeza con qué tipo de bebidas se acompañaba. Muy probablemente café, algún licor o tepache. Por otra parte, hallamos la referencia a un pariente de la torta, que el diario El Eco Social, en 1894, llama pambazo compuesto y señala que se producía por las noches en recauderías.

Al parecer, las tortas no eran una competencia frente a los tacos, sino un complemento a la alimentación de quienes comían en la calle.

 características de una buena TORTA

15 características de una buena receta de repostería

Para que una receta de torta sea única debes atender a diversas características que pasamos a enumerarte. ¿Nos acompañas?

15 CARACTERÍSTICAS PARA PREPARAR UNA BUENA TORTA

Esta es nuestra selección de las características más sobresalientes de una receta de repostería excelente.

  • Escoger los ingredientes más adecuados

Sí, los ingredientes son los que marca la receta, pero dentro de los mismos hay variaciones. En el punto medio está la virtud.

  • La claridad de la receta

La repostería, al contrario que la cocina tradicional, sí es una ciencia exacta. No sirven términos como 1 cucharada o 1 taza. Es más adecuado el uso de unidades de medida como los gramos para evitar contratiempos.

  • Que se especifique el tipo de horneado

¿Se te ha quemado más de un bizcocho o se te ha quedado crudo? Lo recomendable es especificar la temperatura o el tipo de horneado dependiendo del tipo de horno.

  • Que permita apreciar todos los sabores

Aunque en una tarta de chocolate este sea el sabor predominante, hay que tener en cuenta que si se incluyen otros ingredientes todos han de terminar aportando su esencia.

  • Que sea fácil 

Si bien hay recetas algo más complicadas, no es menos cierto que con la maquinaria existente resulta más fácil preparar casi todo tipo de propuestas.

  • Que no sea demasiado calórica

La inclusión de ingredientes como los frutos secos y edulcorantes como la estevia resulta conveniente para no tener remordimientos .

Esta es nuestra selección de las características más sobresalientes de una receta de torta  excelente.

Sí, los ingredientes son los que marca la receta, pero dentro de los mismos hay variaciones. En el punto medio está la virtud.

  • La claridad de la receta

Las tortas, al contrario que la cocina tradicional, sí es una ciencia exacta. No sirven términos como 1 cucharada o 1 taza. Es más adecuado el uso de unidades de medida como los gramos para evitar contratiempos.

  • Que se especifique el tipo de horneado

¿Se te ha quemado más de una torta o se te ha quedado cruda? Lo recomendable es especificar la temperatura o el tipo de horneado dependiendo del tipo de horno.

  • Que permita apreciar todos los sabores

Aunque en una torta de chocolate este sea el sabor predominante, hay que tener en cuenta que si se incluyen otros ingredientes todos han de terminar aportando su esencia.

  • Que sea fácil 

Si bien hay recetas algo más complicadas, no es menos cierto que con la maquinaria existente resulta más fácil preparar casi todo tipo de propuestas.

  • Que no sea demasiado calórica

La inclusión de ingredientes como los frutos secos y edulcorantes como la estevia resulta conveniente para no tener remordimientos tras comerse la torta

  • Que se adapte a los distintos momentos del año

Una buena receta ha de especificar la estación del año en la que se puede degustar. No todas las tortas son aptos para el invierno o para el verano.

  • Que respete la estética

Un torta que se precie siempre entra por los ojos. Si se incluyen algunos trucos decorativos en la receta siempre serán bienvenidos.

  • Que apueste por la tradición

Las mejores opciones son esas recetas de tortas  que pasan de madres a hijas o que son famosas por algo en especial. Que no se pierdan nunca.

  • Que sea válida también para diabéticos o celíacos

No hay nada peor que preparar un torta y decirle a alguien que no lo puede comer por su condición. La inclusión de alternativas en la receta es ya obligatoria.

  • Que pueda hacerse con la ayuda de los niños

Si no en su totalidad, sí en parte. La torta es la puerta de entrada al mundo de la cocina para los más pequeños.

  • Que suponga una novedad

Si eres aficionado a la torta ya conocerás las propuestas más habituales. Los nuevos sabores siempre son positivos.

  • Que no dependa obligatoriamente de un horno

Limitarse a preparar tortas y bizcochos es sinónimo de no conocer otras posibilidades igualmente deliciosas.

  • Que no contenga ingredientes demasiado extraños

Suelen ser los que te desaniman antes de prepararla. Los más elementales suelen ser los que mejor resultado ofrecen.

  • Que todo el mundo disfrute con el resultado

Esta condición ha de ser el denominador común de todas las anteriores.

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.